Y qué hace a Rothko tan especial…

Bubbles forming while a drink is being poured.
Esta foto me recuerda al cuadro Orange, Red, Yellow de Mark Rothko. Bubbles forming while a drink is being poured. (Photo credit: Wikipedia)

Mark Rothko hijo de un farmacéutico intelectual nacido en Letonia vivió casi toda su vida en Estados Unidos en donde se formó como artista. Fue miembro de la comunidad judía, liberal, interesado en los derechos del trabajador y el derecho de las mujeres a la autoconcepción. Un día en Nueva York asiste a una clase de arte y al ver a los estudiantes realizar el bosquejo de una mujer desnuda decidie qué su verdadera vocación para el resto de su vida sería la pintura,

Quien pensaría,  en ese momento, que esa sería la decisión  más acertada. Hoy un cuadro de Mark Rothko, que se ubica dentro de la categoría de arte contemporáno está avaluado $86,9 millones de dólares. Estoy hablando del cuadro Orange, Red, Yellow.

Mark Rothko
Mark Rothko. Artista silencioso y sin pretensiones. ¿Su valor? $86,9 millones US (Photo credit: Wikipedia)

Orange, Red, Yellow es un cuadro que posee un valor difícil de comprender. ¿Por qué? pues porque no representa, para el ojo promedio acostumbrado a ver el mundo real desde la óptica de lo elemental, algo más que una tela pintada de naranja, rojo y amarillo. Es un cuadro básico, completamente alejado de figuras o representaciones que fácilmente puede ser replicado por alguien con poca o nula experiencia artísitica.

Entonces la pregunta que surge es ¿por qué una cifra tan desorbitada? Podría ser que su vida y el final de la misma hayan influído a hacer de su figura y de su obra algo exclusivo dentro del círculo de artistas que terminan su vida de la manera más triste. Pero a su vez, la firmeza de sus convicciones demostraba un compromiso ineludible con sus ideas:

“está muy aceptada entre pintores la idea de que no importa lo que se pinte siempre y cuando esté bien pintado. Esa es la esencia de la academia. No existe tal cosa como un buen cuadro acerca de nada”

Su pensamiento luego de la guerra  era que había que crear un nuevo idioma así como nuevos temas. Otro de sus principales atributos como artista era la no necesidad de atribuir títulos convencionales a sus obras para en su lugar usar números o colores. Rothko no explicaba sus cuadros, como decía:

“Es silencio es muy preciso”

Así, Rothko no era un estrella del espectáculo que se diferenciara por su epecialidad técnica, exentricidad, complejos conceptos, o incluso una biografía fuera de lo común. Creo que no podría haber un pintor más corriente que Rothko, pero aun así, la pregunta no se puede escapar: ¿por que tanto dinero por un cuadro de esos atributos?

El mundo del arte tiene sus propias reglas, las cuales vuelan bajo sus propias dimensiones e historias con infinitas posibilidades. Lo cual demuestra que un gran artista no siempre es quien más habla o explica sino tal vez quien no dice nada o no demuestra nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s