Libro: Scientology. Un Nuevo Punto de Vista Sobre la Vida

Me leí por simple curiosidad intelectual el primer libro de iniciación en la práctica de esa controvertida religión a la que pertenecen muchos millonarios y estrellas de cine: la Cienciología.

El mundo que vivimos está compuesto por sociedades cada vez más polarizadas entre lo que se llamaría de manera facilista un bien ético, por un lado,  y un mal rechazable desde todo punto de vista, por el otro;  donde las enfermedades mentales abundan, la corrupción parecería vencer a la justicia, la confusión impera en todas partes, la mentira es el medio más rápido que tienen los perversos para conseguir lo que quieren, el sufrimiento está en todas partes, y otros males que vive gran parte de la humanidad, la misma que con seguridad necesita nuevas alternativas  para sobrevivir y lograr liberarse de existencias indeseadas. Para todos estos, y para muchos otros, nace esta nueva religión que busca convertir a los atormentados y confundidos en auténticos conocedores de la naturaleza humana y de su mejor relación con la sociedad.

L. Ron Hubbard in Los Angeles, California.
L. Ron Hubbard . (Photo credit: Wikipedia)

Esa es la primera impresión que queda luego de leerse este tomo guía para saber cómo vivir mejor de su fundador Ronald Hubbard.

No es mucho lo que realmente pueda llegar a profundizar sobre cómo, por qué, o cuándo surgió la religión que se denomina Cienciología, sobre cuál es su lugar actual en el mundo como estatus de religión, pues con tan solo haber leído uno de los muchos libros que conforman el vademécum espiritual que el señor Hubbard ha escrito a lo largo de su vida no es mucho lo que pueda hablar con autoridad sobre el tema. Quien quiera saber más sobre esta religión puede hacerlo buscando en Internet el interminable número de artículos sobre el poder de esta filosofía para transformar la vida de las personas.

El interés que me motivó a leer este libro que se supone es el más indicado para quienes deciden entrar al mundo Scientology  fue precisamente la curiosidad de saber qué tipo de escritura era esa capaz de crear por sí sola una nueva religión en el mundo y un nuevo movimiento, que como toda religión, traspasa fronteras, credos, y surge con impresionante fuerza y poder de convicción.

Este libro me recordó al de un viejo amigo querido por muchos y bastante criticado por otros Paulo Cohelo y su Manual del Guerrero de la Luz. No por que hablen de lo mismo, aunque el que quiera ir más allá probablemente encuentre varias cosas en común, sino por la facilidad con que se lee. El libro, que consta de algo más de 300 páginas, en contenido real difícilmente puede que llegué a la mitad, porque en su gran parte está compuesto por ilustraciones, citas cortas que ocupan toda una página,  bastantes capítulos con títulos que también ocupan toda una página, al igual que el subtítulo. No es un libro difícil de leer y mucho menos de entender.

La iglesia de la Cienciología
La iglesia de la Cienciología (Photo credit: malditofriki)

Pero así como el libro ha sido escrito para un lector a quien probablemente éste sea el primero, o uno de los primeros libros que haya leído, por la facilidad en que se lee, también se puede decir que el contenido toca los temas y las llagas más latentes y profundas que viven los humanos y su permanente batalla por convivir, educarse y entender los diferentes ritmos de vida y las personalidades.

Con toda franqueza la filosofía que hay escrita en las páginas de este libro no son algo trivial. Son asuntos que de alguna u otra manera todo ser humano vive y experimenta, como son las relaciones en pareja, la educación de los hijos, el trabajo, la ética, las creencias, las decisiones, buscando entender que son asuntos importantes que construyen la vida.

El nivel de motivación que genera leer este libro es sorprendente. Yo pensaría que una de las reglas para quien se atreva a fundar una nueva religión comenzando desde cero es precisamente tener un poder de motivación superior  y de despertar en las personas un deseo de transformación  que al mismo tiempo haga al adepto identificarse plenamente con lo que se dice para que pueda iniciar su proceso de identificación y la subsiguiente pertenencia y adherencia al grupo.

Afortunadamente para los fundadores de religiones la demanda de remedios espirituales siempre crece, lo que tal vez no hay, es suficiente creatividad por parte de quienes se autodenominan iluminados, o almas que trascienden el mundo de lo físico para ver más allá de lo evidente y así ayudar a toda una humanidad.

¿Una religión para cualquiera?

Según Wikipedia la Cienciología no es para todas las personas ni para todos los bolsillos. Se afirma que solo los upstat (personas exitosas) pueden recibir el procesamiento necesario (cursos) por lo que solo aquellos con el dinero suficiente pueden acceder a los cursos de ayuda. Habrá que ver dónde dice eso escrito en alguno de los 250 libros que ha escrito el fundador Hubbard.

Tal vez mucha de la filosofía no sirva en absoluto a quienes ya han avanzado en su búsqueda interna sobre las respuestas ante el caos del mundo pero seguramente podrán resonar en muchos quienes aun no se logran identificar con algún estilo en particular de doctrina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s