Lo que el Viento se Llevó

Últimamente he estado viendo algunas películas de guerra
interesantes. Debo empezar a hablar por ejemplo de dos que me impactaron:
Cartas desde Iwo Jima de Clint Eastwood, y Apocalypse Now de Francis Ford Coppola. Son dos películas que narran el drama de la Guerra desde el punto de vista del campo de batalla y de lo que significa para los soldados y para un ejército estar enfrentando a un bando enemigo. Muestran escenas muy claras de enfrentamientos y de asesinatos dejando en evidencia cómo primera intención el narrar una historia tal y como esta sucede.

Cover of "Apocalypse Now - The Complete D...
Cover via Amazon

Una de las interesantes formas de narración que existen, y tal como lo hace García Márquez al contar el drama de la violencia en Colombia en sus novelas, es la de mostrar el sufrimiento de quienes lo tienen que padecer pero no desde un escenario que explique su perpetración sino desde lo que sucede después de que la Guerra ha llegado a su fin, con símbolos evidentes de los efectos en los personajes.

En Lo que el Viento se Llevó, el drama de la guerra se narra de manera magistral desde este último recurso contando las vidas que los protagonistas que han sabido vivir una vida antes, durante, y después del conflicto pero sin mostrar los signos evidentes de la violencia como son los asesinatos y
los enfrentamientos directos entre los bandos.

La historia habla sobre la Guerra de Secesión en los Estados
Unidos entre el Norte y del Sur entre 1861 y 1865. No sobra decir que las
imágenes de esta película la hacen uno de los grandes clásicos de toda la
historia porque cuenta con imágenes, por dejar a un lado el hilo narrativo en
donde se entretejen las vidas de los personajes, sus anhelos y victorias, una
vida que tristemente ha sido borrada por el paso de la Guerra, y de la que no
queda sino el recuerdo, el viento se la llevó consigo.

Gone with the Wind Hollywood memorabilia / mag...
Gone with the Wind Hollywood memorabilia / magazines (Photo credit: NoirDamedotCom)

Valdría la pena, para quien no tenga el tiempo o el deseo de
ver una película del año 1939  y de 3 horas 40 minutos de duración, contar sobre cuál es la trama que hay detrás de este clásico inmortal del cine.

El sur, así inicia la película, era una tierra de caballeros y galanes que andaban en sus caballos en donde se cultivaba el algodón. Era una
tierra próspera.

Scarlett es una mujer que tiene que enfrentarse a un proceso
de adaptación ante una nueva realidad que la amenaza desde que se ve amenazada por los invasores del norte. Vive en un granja inmensa con sus hermanas, rodeada de lujos, y trabajadores de raza negra que parecerían ser más una parte de la familia que esclavos aterrorizados. La música y la pintura de las imágenes es difícil de comparar con films de similar factura.

Cropped screenshot of Vivien Leigh from the tr...
Cropped screenshot of Vivien Leigh from the trailer for the film Gone with the Wind (Photo credit: Wikipedia)

El principal enredo, dejando a un lado la Guerra, es el del
amor; como en toda historia que se respete, este ingrediente tiene que darle el toque que aliviana los periodos de sufrimiento.

Para explicarlo mejor, el gran galán de todos lo tiempos,
Clark Gable, como el Capitán Butler Rhett, es quien se encarga de controlar
desde su portentoso porte, aguda inteligencia e inquisidora mirada, el destino no solo de la Guerra; aunque en esto no es muy claro hasta dónde llega su intervención como combatiente, que se podría decir que fue bastante importante por el estado que consigue, sino, también del destino sentimental de Scarlett.

Pero hay un problema incesante desde el principio de la historia, y es la incesante derrota de los esposos pasados de Scarlett quienes
mueren uno tras otro. Dos muertes que ella no sufre pero ante las cuales debe guardar las apariencias como buena esposa. El único y verdadero amor que Scarlett lleva consigo y que no logra mantener en vida hasta el final es de
Ashley, un caballero que debe ir a la Guerra y que sucede ser el esposo de su
hermana Melanie.

Una vez los Yankies invaden el sur todo cambia. Scarlett,
sin dinero, pero antes muerta que derrotada, sale en busca de dinero para no
ser desposeída de Tara, su hogar. La situación es de sufrimiento y no parece
mejorar, el sur está lleno de esclavos y Scarlett viaja a Atlanta, el centro
del conflicto y desde donde se ejerce la vida de los negocios, y se convierte
en comerciante. En este momento el Capitán Buttler, quien siempre ha esta
enamorado y admirado su increíble belleza, le expresa su amor; pero Scarlett no tiene ojos para él sino para Ashley; aun cuando en ese momento de la historia está casada un comerciante que es quien la ayuda.

El Capitán Butler siempre, además de su inmenso amor hacia
Scarlet, se sorprende de hasta dónde ha llegado. Tras la pérdida de su segundo esposo, es el mismo Capitán quien la consuela y a su vez, le dice que no puede vivir sin ella, pero nuevamente ella lo rechaza. En un gesto de diversión, y con una sonrisa demoledora, el Capitán le dice: “¿alguna vez has pensado en casarte sólo por diversión?”. Así, ella cae rendida y acepta luego de que él la besa como nunca antes la había besado.

Empiezan a vivir una vida de ricos, pero a Scarlett al parecer sólo le importa el dinero y el amor hacia Ashley. Según los ojos del Capitán, se está perdiendo de la verdadera felicidad teniéndola al frente, y en un intento por sacarle de la cabeza a Ashely, Scarlett le dice: “ya no somos caballeros, y no tenemos honor”. Luego les viene un tragedia inesperada que es
decisiva para el destino del Capitán; pero antes, Melanie, en su lecho de
muerte, le pide a Scarlett que por favor cuide de Ashely, algo inesperado,
porque cualquiera creería que tiene la vía libre para finalmente estar con
quien ama.

Lo dramático al final es que Scarlett decisivamente opta por no buscar el amor de Ashely sino por proteger a Butler, quien en su desconsuelo por la tragedia vivida huye sin importarle las súplicas de Scarlett.

Al parecer la tragedia no tiene solución para Scarlett, y en estado de desesperación, recuerda que sí hay algo que ella ama más que nada, y  es a Tara, su hogar, la tierra donde pertenece.

Anuncios

Un comentario

  1. Sin lugar a duda estos clásicos irrepetibles serán inolvidables por sus historia y su excelente producción, Que nos traiga estas memorias se convierte en una interesante y agradable lectura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s