Oorlog. Un gran ensayo de emprendimiento

Este año está por terminarse y uno de los proyectos en los que aprendí algo valioso fue Oorlog. Definitivamente fue una lección de aprendizaje muy importante y necesaria sobre lo que se necesita para entrar a competir en el mundo de las start-ups.

Todo comenzó cuando conocí a quien sería mi compañero y creador del proyecto Oorlog. Una idea de negocio que sería su proyecto de grado para obtener el título de ingeniero de sistemas. Decidimos unirnos y trabajar para que la idea se transformara en una realidad. El producto alcanzó a prometer lo suficiente dentro de su primera etapa de desarrollo permitiéndonos participar en dos de los concursos más importantes de emprendimiento del país: el Concurso Aplicaciones del Ministerio de Tecnologías Colombi@TIC, y el Concurso Ventures que premia las mejores ideas de negocio.

561275_10151627979171559_1830444306_nNestor y yo en las oficinas de Señal Colombia presentando Oorlog

Los resultados fueron favorables porque logramos entender la forma cómo funciona el mercado de productos para Internet, el escenario dentro del que hay que competir, la infraestructura necesaria, y otros elementos no menos importantes como la forma en la que quienes componen un equipo de emprendimiento tienen que entenderse y comunicarse para hacer que el proyecto pase de ser una idea a una realidad.

El habernos clasificado dentro de los ocho finalistas a nivel nacional en Colombi@TIC y presentar nuestro proyecto en el Congreso más importante del país sobre innovaciones TIC fue una experiencia que nos permitió soñar con crear la idea de negocio que teníamos en mente. Otro gran paso y lección fue la de participar en el concurso de Ventures alcanzando la tercera fase de cinco dentro de más de 500 proyectos de emprendimiento a nivel nacional.

Tengo que decir que participar en concursos es una experiencia que enriquece mucho así no se ganen los primeros lugares ya que le permite a uno conocer muchas personas que están trabajando en proyectos similares y con ideas, experiencias y puntos de vista que aportan al crecimiento de los emprendimientos y la generación de nuevos proyectos y productos. El reto en Colombia para los emprendimientos en tecnología es según mi opinión ir más allá de una visión que se centre en sólo una faceta del emprendimiento e ir más allá para entender los proyectos desde una visión holística que abarque todas las áreas involucradas.

También hay que crear productos innovadores que aporten valor a los consumidores, eso es esencial si se quiere construir una start-up o marca que logre ser sostenible en el tiempo. Muchos de los emprendimientos e ideas de negocio en tecnología que logran captar capital de inversión tienen que trabajar muy duro para lograr hacer que la idea sea realmente un producto o servicio que se venda, encuentre un mercado, se sostenga en el tiempo y además permita que el modelo sea replicable. Es evidente que emprender en tecnología en Colombia no es fácil, es un reto de grandes dimensiones, pero no imposible.

Aunque Oorlog no ganó los concursos que le permitierán darse a conocer o recibir el capital que necesitaba para su creación y consolidación, hay motivos para pensar su aparente estancamiento. Primero, hay que decir que aunque el equipo que conformábamos el proyecto era fuerte no estuvo lo suficientemente conectado y compaginado para buscar cada uno de los posibles fallos desde sus etapas de desarrollo; y a la vez, también hizo falta una dosis alta de comunicación y creatividad por buscar encontrar nuevas y potenciales formas de promocionar, relacionar o idear usos y propuestas dirigidos a nuevos sectores del mercado.

Los expertos en emprendimiento siempre dicen que el camino al éxito en los negocios está hecho de fallar una y otra vez hasta que se tenga la suficiente experiencia y conocimiento para llegar a la cima. Se dice que en el Silicon Valley, el epicentro de la innovación y las start-ups se dice que fallar es una medalla de honor. Entonces, creo que con Oorlog, podría decir que nos ganamos una medalla de honor. También tengo que decir que lo que aprendimos con Nestor Santos es una etapa valiosa dentro de un proceso de emprendimiento e innovación que quizá sea algo permanente de aquí en adelante para nuestras carreras.

 

Anuncios

Un comentario sobre “Oorlog. Un gran ensayo de emprendimiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s