Innovación no es lo que estás pensando

Es decepcionante encontrar empresarios y “negocios” incipientes o con años en el mercado que no saben o no se preocupan por entender que la innovación no es lo que creen que es, cuando el término sale a la luz en sus reuniones de negocios.

Hablar de innovación antes que nada implica hablar sobre lo que cada persona dentro de la conversación cree que significa el término. Esto conlleva a que se revisen las diferentes variantes y marcos de pensamiento en las mentes de quienes toman las decisiones en una empresa productiva.

Sin embargo, es frustrante saber que en muchas partes hablar de innovación generalmente trae más desaciertos que aciertos, y los implicados en el diálogo o la creación de proyectos lo definen como algo que tiene que ver con ideas brillantes que nadie más ha pensado antes que ellos. Luego de esta noción compartida y equivocada lo que sucede es que se crea un eterno diálogo sobre cómo innovar o qué innovar, y es ahí donde la gran mayoría de personas con buena iniciativa se ven estancados sin saber qué hacer.

He visto cómo algunos gerentes y CEOs delegan el trabajo de innovación al departamento de diseño o al encargado de hacer comunicaciones, si ese rol existe, y depositan la confianza en personas que no saben nada sobre programación o lenguajes orientados a la creación de ecosistemas digitales en función de los clientes.

La necesidad de adquirir un pensamiento estratégico enfocado netamente en construir entornos ya sean de servicios, relación con el cliente o de promoción para darse a conocer ante nuevos prospectos dentro de ecosistemas digitales innovadores es la diferencia entre el éxito y el fracaso en los intentos por explorar nuevas oportunidades o por hacer una transformación hacia lo digital.

La mayoría de los empresarios que no se atreven a dar el salto hacia lo digital o de crear nuevos roles en la empresa quienes se encarguen de liderar la transformación, son reacios a las nuevas ideas que impliquen cambiar sus esquemas de trabajo. Por consiguiente, a medida que sus competidores adoptan la mentalidad y entienden la importancia de ir al ritmo del cambio, muchos se ven fuera del mercado o luchando por sobrevivir.

En un entorno que se caracteriza por crear valor al cliente y por generar relaciones de valor mutuo permanente, no entender las oportunidades que un desarrollador con conocimiento en programación puede aportar al negocio es lo mismo que decirle NO a alguien que muy seguramente va potenciar la habilidad del negocio de vender más, mejor, y crear nuevas oportunidades.

Innovación está actualmente más relacionado con invención que con intención, siendo lo último aquello que en realidad hace que la innovación pueda surgir. Para innovar no hacen falta ideas brillantes o genios en matemáticas o computación, cualquiera lo puede hacer, y las empresas deben entender que el proceso empieza en cualquier lugar y a su vez puede terminar en cualquier área de la empresa. Sin embargo, es intención de mejorar, sin importar dónde, lo que hace falta para conseguirlo.

Anuncios

2 comentarios

  1. Muy cierto e importante criterio, la concepción del término ” innovación ” traído al futuro desde el antiguo mercado, requiere de otras lecturas con honestidad, tal como está escrito. Yo en mi época consideré que el Marketing míx era la panacea, asi mismo crei que jamás envejeceria y que el mixer del tiempo nunca me me confundiría. Gracias por ayudarnos a entender que la buena intención siempre mejorará la acción .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s